image not found

Refuerza tu sistema inmunológico con la alimentación

Recuerdo como hace unos años cuando se acercaba la temporada de invierno parecía que se activaba en mí una cuenta regresiva con los días faltantes para resfriarme. Actualmente desde que hice cambios en mi alimentación apenas si me resfrió, o la frecuencia e intensidad no es nada comparado como lo era. Si bien el sistema inmunológico se ve afectado tanto por estrés como por falta de horas de sueño, podemos reforzarlo mejorando nuestra alimentación.

Te hablaré de 2 tipos de alimentos: los que influyen en forma negativa y los que ayudan a reforzar nuestras defensas.

Alimentos que dañan el sistema inmune

“Una dieta rica en grasas saturadas y azúcares debilitará tus defensas.”

Al consumir alimentos insanos como snacks, fritos, harinas refinadas, etc., nuestro organismo reacciona como si tu cuerpo tuviera una infección bacteriana. Esto puede sonar exagerado, pero no, ¡así lo es! Y lo peor es que al tener nuestras defensas bajas aumentamos las posibilidades de desarrollar enfermedades como diabetes o enfermedades cardiovasculares.

Dicho esto entonces vamos a ver qué alimentos nos pueden ayudar a fortalecer a nuestro sistema inmune.

¿Cómo elevar las defensas con la alimentación?

Pescado azul

El pescado azul tiene un alto contenido de ácidos grasos saludables como el omega 3, fundamental para tus defensas. Mis favoritos son: atún, sardinas y salmón.

Jengibre

Su consumo ayuda a aumentar la producción de leucocitos y es ideal para combatir las enfermedades respiratorias, tanto infecciosas como resfriado común. A mí me encanta consumirlo en infusiones, aunque también puedes añadirlo a tus comidas como condimento para darle mucho más sabor.

Ajo y cebolla

Son dos poderosos antibacterianos naturales. Consumirlos de manera frecuente te ayudará a estar protegido.

Alimentos ricos en vitaminas C, A, D y E.

La vitamina C es un poderoso antioxidante fundamental para aumentar y proteger nuestras defensas. Los cítricos como el limón, el kiwi, naranja, toronja y las fresas son ricos en vitamina C, así es que no lo dudes y ve por ellos.

Las vitaminas A, D y E son excelentes para proteger a tu sistema de los contaminantes ambientales, y las puedes conseguir a través de alimentos como la zanahoria, tomate, calabaza, acelgas, espinacas, brócoli, huevo, pescado, lácteos, soya y aceite de oliva.

Finalmente te aconsejo que sigas una dieta equilibrada y variada. Si necesitas alguna aclaración o un plan personalizado que se adapte a todas tus necesidades no dudes en ponerte en contacto con un profesional de la salud.

“Déjame ayudarte a lograr tu meta…Seamos Nutrición.”

Artículos Relacionados

deja tu comentario

Vida Fit 2018 © Todos los derechos reservados.