image not found

Cuida tu sonrisa eliminando la placa bacteriana

La placa bacteriana no es más que el resultado de una acumulación heterogénea que incluye restos alimenticios, saliva y microbios que se adhieren a la superficie dental y los hace ver amarillentos. Es muy pegajosa, no es fácil de remover, ni siquiera ejerciendo presión con el agua y es la principal causa de caries y enfermedades periodontales.

La placa se convierte en sarro. Si no se retira diariamente se puede acumular junto con miles de bacterias alrededor de los dientes. Estos depósitos de sarro son duros y de color blanco amarillento que al paso del tiempo se puede teñir de colores más oscuros con pigmentos del café, vino, tabaco, etc. En este punto es extremadamente difícil de eliminar por lo que se requiere una limpieza dental profesional.

La encía se inflama (gingivits). Cuanto más tiempo permanecen la placa y el sarro en los dientes, más irritan la encía, causando inflamación alrededor del diente. Con el tiempo tus encías se hinchan y sangran fácilmente. La falta de una higiene bucal eficiente que estimula la formación de placa en los dientes es también la causa más común de gingivitis que además puede provocar inflamación no solo de las encías sino de otro tejidos circundantes.

El mal cuidado dental, además de provocar placa, sarro y gingivitis puede provocar enfermedades periodontales (enfermedad en los tejidos de soporte del diente) e incluso la pérdida de piezas dentales.

Las 3 mejores formas de evitar placa y sarro son:

  1. Cepillarse a fondo al menos 3 veces al día durante 2 minutos
  2. Usar hilo dental diariamente.
  3. Programar por lo menos dos visitas al año con el dentista par que se realice un limpieza profunda de manera profesional.

Artículos Relacionados

deja tu comentario

Vida Fit 2018 © Todos los derechos reservados.